miércoles, 27 de octubre de 2010

miércoles, 20 de octubre de 2010

Vértigo

Entre cuatro paredes la noche habla,
tú callas.
Entre sábanas tibias,
 hirviendo de ti, de mi..
 El parpadear de una estrella
ahí a través de tu ventana,
me incita, me advierte,
...me anima.
Más son los besos,¡ los arrebatos!
soy yo
¡más perra que nunca!
¡más tuya que nunca!
...más vulnerable de ti que nunca.
Y una vez más tu silencio,
tus caricias
Irrumpo, llego condenando
Pero no es mi derecho y aún así es inevitable
llego deseando...
¿pero quién deja de desear alguna vez?
Lo sé...
y la libertad de la imaginación reinando sobre ti
aquella que te advirtió, esa misma que te previno
lo que a continuación vas a escuchar...
Solas la música y ella, solas las dos
Nunca le abandonas bella musa
más presciendo de ti hoy,
para que me brindes el coraje
que poco a poco, el rigor del miedo va ocultando
¡Vértigo!
solo eso siento
Lo demás:
el futuro, incluso este instante
lo desconozco, lo desconoces
lo desconocemos todos...
Sigo sintiendo Vértigo.

martes, 19 de octubre de 2010

APOLOGÍA DE SÓCRATES (tres breves citas y una humilde interpretación)

  1. "Tal vez alguno de vosotros esté pensando en sus adentros: pero Sócrates, ¿cuál es, pues tu quehacer?, ¿de dónde te han provenido tales calumnias?, que por cierto, si no hubieses hecho nada fuera del modo común, ni diverso de lo que hacen los más, no se te hubiesen originado ni tal fama ni tales hablillas" (PLATÓN, Diálogos Socráticos): En este párrafo, aunque muy breve, Sócrates nos deja ver, que pudiera ser incomprendido ante el público, puesto que, al hablar de manera indignada ante su acusación, la gente se preguntase el motivo de tales calumnias, de la que el mismo Sócrates ha dado lugar de que hablar, por la manera en que maneja su vida. Pero más que nada, no hace ver el absurdo que es vivir, sometidos a reglas impuestas por personas que poseen el poder y que la gente sin cuestionarlas las obedece, acostumbrándose a eso. Pero en cuanto alguien lo cuestiona y no sólo eso, sino que se rebela en pro-de la razón y el bien, esta persona es mal vista, rechazada y hasta juzgada, a tal punto de quitarle su vida.
  2. "Sé por el contrario, que delinquir y desobedecer al mejor, dios u hombre, es malo y deshonroso. Pues bien, ante los males que sé lo son en realidad, temeré y huiré; pero en manera alguna temeré y huiré de los males que tal vez dé la suerte que sena en realidad bienes. Sí, que aunque ahora me absolvieseis, no dando crédito a Anyto - quien ha dicho era preciso o comenzar por no traerme aquí, o puesto que se me haya traído, no hay ya manera de evitar mi condenación a muerte, asegurándoos que, si me escapase de esta, todos vuestros hijos se pervertirían de todo en todo siguiendo las enseñanzas de Sócrates- si me dijeseis a este respecto: Sócrates, por esta vez no damos crédito a Anyto, sino que te dejamos libre, con la condición precisa de que, en adelante, ya no te des a la faena ni de poner a nadie a prueba ni de filosofar; pero, si te sorprendemos una vez más en la misma faena morirás sin escape"; sí, pues, como decía, me soltaseis con estas condiciones os diría yo a mi vez: "Varones atenienses, sois par mí inseparables, os amo; obedeceré con todo, antes al dios que a vosotros, y mientras me quede un soplo de vida, mientras esté en mi poder, no cesaré de filosofar, exhortándoos y diciendo claramente a cualquiera de vosotros a quien tenga ocasión de hablar lo que en mí es ya costumbre decir: "¡oh, óptimo entre los varones!, puesto que eres ateniense, de esa Ciudad, la máxima y más afortunada en sabiduría y en fortaleza, ¿no te da vergüenza de preocuparte solamente en hacerte con el máximo de riquezas, de fama y de honores, mientras que, por el contrario, ni te preocupas ni te das a pensar cómo llevar a su perfección la cordura de inteligencia, la verdad y el alma" (PLATÓN, Diálogos Socráticos): Sócrates, da cuenta de manera tan elocuente, que sabe distinguir entre el bien y el mal, que para muchos no es tan claro, pues, existen cosas muy mal vistas por muchos, que resultan ser virtuosas para el ser humano. Así Sócrates afirma que al distinguir esto, huiría de realizar algo incorrecto, como sería no obedecer al mejor: dios u hombre. Es entonces que al encontrarse ante el es juzgado, dice a los jueces, que si a pesar de que no le diesen el crédito a Anyto y se lo diesen a él, pero con la única condición de que dejara el ejercicio de la filosofía, y que sin más, si de nuevo lo encontraran en tal ejercicio, sería condenado directamente a muerte. Así, dice Sócrates que NO, puesto que él obedece al mejor: al dios, quién lo nombró el más sabio de la tierra. Tan es así dice Sócrates: que los exhortaría de nuevo a cada uno a darse cuenta de la vergüenza en la que han caído, pues se preocupan mucho más por obtener riquezas, honores y fama, que por enriquecer su alma, y en pro de ello, tratar de pensar, de aprender, de buscar la verdad y actuar congruentemente ante ello.
  3. "Pero ni entonces creí deber hacer algo servil por el peligro, ni ahra me arrepiento de haberme defendido de semejante manera; prefiero muchísimo más morir habiéndome defendido así que vivir por otros medios. Que ni en juicios ni en guerra, ni yo ni otro alguno debe darse a ingeniar únicamente cómo escapar de la muerte, haciendo lo que sea porque el claro que en las batallas podría uno huir muchas veces de la muerte arrojando las armas y volviéndose suplicante hacia los perseguidores, y otras muchas tretas hay en todos los peligros para escapar de la muerte, si uno se atreve a decir y hacer todo. Pero no es difícil, varones, huir de la muerte; muy más difícil es huir de la maldad,, que corre más veloz que la muerte. Yo, ahora, por tardo y por viejo, seguramente, he sido cogido por lo más lento, mientras que mis acusadores, por hábiles y por vivos, han sido cogidos por lo más veloz: por la maldad" (PLATÓN, Diálogos Socráticos): Lleno de valentía y coraje, nos muestra Sócrates, que es mejor vivir con dignidad, que sin ella, pues nunca se atrevería a servirle al peligro, pues este sólo obstruiría su camino. Así, ante el público y los jueces nos se jacta de asegurar que no se arrepiente en nada, defenderse como lo hizo, pues a a pesar de no haber salvado su vida, no podría vivirla si se hubiera atenido a otros medios que contradijeran su criterio, su forma de vida, nos valdría de bajezas par obtener un poco más de esta. Pues afirma que para escapar de la muerte, el hombre siempre se las ingenia, pero no sería más que cobardía de su parte. Tan es así, que más que huir de esta, huiría más bien de la maldad; pues esta nos alcanza a todos más rápido que la muerte, y tal es la prueba, que los jueces han sido ya alcanzados por ella, condenando a Sócrates a muerte.

Pensando

Primero Septiembre

ESPERANDO QUE NUNCA LLEGUE ELLA

En este ser, no existe ya lugar para la duda
Se quebranta la poca felicidad que un día habías brindado
Pues, en aquel ser es todo o nada,
los intermedios solo aseguran  que no hay suficiente de "algo"
Y cuando pequeñas piezas son reconstruidas,
ahí tienes tu respuesta
Y es verdad que no siempre el tiempo es un aliado,
pues a veces tortura,
y la tortura es la "espera"
Ahora pues, supongamos
supongamos y esperemos lo mejor
De ti, de mi
Creamos en los dos
Pero cuando un día, sin avisar,
ella irrumpa en tu corazón
Irrumpa y se acerque a nuestras vidas,
a nuestra imaginación,
nos fraccionará.


CONTEMPLANDO

Contemplando mi reflejo
visible casi palpable la tristeza
en mi cuerpo, en mis ojos
...no brillan más.
Muchas cosas me fueron arrebatadas
La mentira como una tirana reinando
sobre mí
No llega la luz, simplemente oscuridad
La impotencia se ensaña en mi pecho
Y la compasión no deja que cesen
una vez más las lágrimas
Permeable mi alma
El Universo nos habla
¿cómo no advertirlo antes?
Nos advierte
Sólo algunos valientes interpretando una verdad que duele
Más libera
Contemplando un reflejo, ya no hay oscuridad.

REFLEJO DEL ALMA

A una gran Amiga, la cual han llamdo "loca", pero nadie sabe que solo Delira:

"Aquí quería llegar este discurso sobre la cuarta especie de delirio. Cuando un hombre percibe las bellezas de este mundo, y recuerda la verdadera belleza, su alma recobra sus alas y quiere volar; pero al sentir su impotencia levanta sus alas y quiere volar; pero al sentir sus impotencia levanta como el ave su mirada al cielo, y como descuida las cosas de aquí abajo, da motivos para que se diga que delira. [...] Solamente un reducido número de almas conserva un recuerdo claro. Esas almas, cuando perciben alguna imagen de las cosas celestes, se llenan de turbación y no pueden contenerse; pero no saben lo que sienten, porque sus percepciones no son lo suficientemente claras. Lo que ocurre es que la justicia, la sabiduría, todos los bienes del ama, no brillan suficientemente en sus imágenes de aquí abajo; la debilidad de nuestros órganos apenas permite a un reducido número de entre nosotros, en presencia de tales imágenes, reconocer el modelo que representan".

                                                                                                                 Fedro (Sobre la Belleza)
                                                                                                                                                       Los Diálogos de Platón

Parte de la Alegoría del Amor en Fedro

"Entre tanto, el que se ve servido y honrado como un dios por parte de un amante que no finge amor, sino que está sinceramente enamorado, siente despertar en él naturalmente la amistad. Si antes sus camaradas u otras personas denigraron ante él este sentimiento diciéndole que es vergonzoso sostener un comercio amoroso, y si parecidos discursos le hicieron rechazar a su amante, el tiempo que pasa, la edad, la fuerza de las circunstancias, le obligan bien pronto a recibirle en su intimidad, pues en las leyes del destino no figura que el malvado ame al malvado y el virtuoso no pueda ser querido por el virtuoso. Cuando el amado haya acogido a aquella quien ama, cuando haya gozado de la dulzura de su trato y de su sociedad, se siente arrebatado; y comprende que el afecto de todos sus amigos y de sus padres nada es comparado con el de un amigo poseído por un dios.
[...] La ley divina no permite que los que han comenzado su viaje celeste se vean precipitados en las subterráneas tinieblas, sino que pasan una vida luminosa y bienaventurada, y, cuando reciben alas, las reciben ambos ala vez a causa del amor que les unió sobre la tierra"

                                                                                                                 Fedro (Sobre la Belleza)
                                                                                                                                                       Los Diálogos de Platón


      Ahora bien: Un Alma enamorada que es realmente correspondida, goza de dicha más enorme que el tener consigo para siempre a su otro complemento, pues a pesar de ser juzgado el hombre enamorado por sus amigos o conocidos por este mismos estado, le importa poco y decide elegir ser feliz con el "objeto amado", y es esa bella amistad la que se fortalece día a día o los fortalece el uno al otro, enajenándose así de igual manera uno con el otro, delirando los dos, locos de amor. Y vale poco ahora cualquier pérdida, ante la pérdida de su "amor", pues una vez estas dos almas unidas en el espacio-tiempo, serán siempre uno en el viaje celeste".

DEL ALMA

"Toda Alma es inmortal. En efecto; todo lo que se mueve siempre, es inmortal; en cambio, lo que se mueve a una cosa, y es, a su turno, movido por otra, al cesar en su movimiento, deja también de existir. Sólo lo que por sí mismo se mueve, no pudiendo dejar de ser lo que es, no cesa de moverse; y aun más, es el principio del movimietno para todo lo que se mueve. Ahora bien: un principio no puede producirse, pues todo lo que llega a la existencia debe necesariamente tener un principio, mientras que este no proviene de nada. Si empezara a ser a partir de otra cosa, no sería ya principio. Por otra parte, puesto que no es engendrado, debe ser necesariamente incorruptible; si un principio fuera una vez destruido, no podría jamás empezar a ser a partir de otra cosa, ni cosa alguna a partir de él, si fuera verdad que todas las cosas deben comenzar a existir por un principio. Por eso el ser que se mueve por sí es el principio del movimiento, y no puede ni nacer, ni perecer, pues de no ser así, el cielo todo y los seres que han sido engendrados se fijarán en una triste inmovilidad, no teniendo ya principio que les devolviese  ese movimiento una vez destruido. Hemos demostrado, pues, que lo se mueve a sí mismo es inmortal; y nadie temerá afirmar que tal es la esencia del alma"
                                                                                            Fedro (Sobre la Belleza)
                                                                                                                           Los Diálogos de Platón

    Sócrates define inmortal a el Alma, puesto que esta nunca deja de moverse, ya que siempre "es" y nunca deja de "ser", pues el principio de sí misma y por lo tanto de su existencia. En cambio, todo aquello que no es el principio de sí, y por lo tanto es el efecto de alguna causa y de esta manera cesa en algún momento de moverse, es mortal. Una vez aclarado esto, Sócrates también define el principio como principal causa de un todo, es decir, no existe nada antes del principio, nada puede causar un principio y por lo tanto si este deja de ser, nada hay después de este, sin embargo, todo existe a partir de un principio y este el el principio de sí mismo, de su movimiento, de el parte todo. Y como el alma es movimiento sin cesar y el principio de sí misma, el Alma-Esencia, es inmortal.

"No dejaremos de explorar y al final de nuestra búsqueda llegaremos a donde empezamos y conoceremos por primera vez el lugar.&q...