lunes, 14 de marzo de 2011

AFRODITA







                   " Una cama, un hombre y una mujer sedientos el uno del otro".

         Embriagados y sentenciados por los efectos de sustancias alucinógenas, irrumpen en     la  habitación.

Se precipitan a arrancarse la ropa el uno al otro, a tirarse de los cabellos, a rasguños, mordidas, besos húmedos, besos voracez....

Y se sumen en el poder del erotismo, se sumen en las caricias de la noche, se sumen entre sábanas ardiendo, se sumen cada uno cuerpo a cuerpo.

Sí, alaridos, gritos son parte tambíén de este escenario, de este acto..

 Dos cuerpos en llamas, desnudos, vibrando en la más alta escala de la pasión.

Mojados de sí mismos.

 Poseídos por el dios Dionysio.

 Presos y libres: presos saboreando la libertad.

Él y ella...  deseo, desenfreno, ardor, lujuria, éxtasis.


Presa de sí misma..


Presa de sus cabellos, presa de su vanidad
caminando la niña piensa en la humanidad.
Presa de sus miedos, presa de su pasado
camina y piensa en cómo ayudar..
Presa del hedonismo, presa de la pasión
camina la niña, imaginando un mundo mejor.


ABISMO


..te conozco tan bien
que hoy ya no me asustas,
que hoy ya no me dueles,
hoy ya no me tocas.


"No dejaremos de explorar y al final de nuestra búsqueda llegaremos a donde empezamos y conoceremos por primera vez el lugar.&q...