martes, 12 de marzo de 2013

Marzo KÁRMICO - ESPIRITUAL

JUPITER TRIGONO JUPITER:
INTENSIDAD: 6

 
Como sabemos, el astro jupiteriano es el símbolo de la abundancia, la expansión y los dones benéficos. Obviamente, el hecho de que usted pueda ser receptiva a este tipo de atributos depende en gran medida de cuál es su actitud interna, que en ningún momento ha de ser confiada o ligera. Si llevada por la bondad de las circunstancias se dejara seducir por un falso optimismo, entonces podría peligrar la materialización final de los atributos benéficos que este aspecto astrológico por tránsito suele presentar. Una cosa es el sano optimismo o la visión positiva de las cosas, y otra bien distinta es la sobreconfianza y el permanecer en una actitud pasiva, pensando que la suerte del momento seguirá arreglándolo todo por sí sola.

Por lo dicho en esta pequeña introducción, queda claro que aquí se produce una dilatación o expansión astral, según la cual su aureola de energía se expande y se hace más permeable a vibraciones positivas y armónicas que de por sí siempre existen en algún plano, lugar o esfera de los mundos sutiles. La cuestión es meditar o tratar de entender por qué tales influencias son captadas por ciertas personas, y por qué en otros casos las fuerzas de la abundancia permanecen totalmente fuera del alcance de la mano. En principio, se puede decir que la abundancia no entra por puertas estrechas, es decir, a través de almas mezquinas, misántropas o egoístas. Sin embargo, observamos que en muchas ocasiones son las personas más hurañas y más interesadas las que llegan a acumular riquezas materiales o inclusive poder político pero, precisamente, Júpiter nos enseña que hay que ver la globalidad de las cosas, es decir, observar al ser humano holística e integralmente. Es perfectamente posible que alguien esté disfrutando de abundantes recursos materiales pero que simultáneamente se le presenten infinidad de problemas en otro nivel, como pudiera ser la salud, las relaciones familiares, la fidelidad de los amigos y, principalmente, su tranquilidad espiritual. Por tanto, una de las grandes enseñanzas de Júpiter es que hay que saber expandirse de manera equilibrada, de tal forma que si usted sube un peldaño económico o de reconocimiento social, entonces es preciso que internamente asimile ese nuevo nivel de experiencias, evitando a toda costa dejarse llevar por el síndrome de la comodidad.

La expansión genera expansión, igual que se dice que el dinero atrae al dinero, pero evidentemente el dinero puede también atraer situaciones propicias para perderlo o para derrocharlo, igual que es más fácil que una persona con fama caiga en desdicha social pues, claro está, aquella persona que no es conocida públicamente tiene menos posibilidades de caída y de pérdida de reconocimiento por los demás. Es decir, quien más tiene también está en cada momento apostando más fuerte, pues no es lo mismo ir a una partida de juego de azar con diez dólares que con cien mil.

Por tanto, el autocontrol se hace necesario cuando usted reciba frutos kármicos armónicos, que algunas de las personas que le rodean interpretarán como "suerte".


 Evidentemente, éste es un aspecto astrológico por medio del cual el Olimpo puede fijarse en usted, dicho de forma alegórica, y así los dioses seguramente le van a enviar un mensajero portando un don específico, ya sea económico, social, sentimental, intelectual o de otra clase. Sepa que la generosidad controlada fructifica, mientras que la generosidad desbordada conduce al derroche y éste, a su vez, a la pérdida de los recursos. Además, el buen humor, la tolerancia, la filantropía y los ideales generan un tipo de ondas telepáticas de gran alcance, que hacen que usted esté protegida ante las circunstancias desfavorables.

Por eso precisamente decimos que la expansión genera expansión.

La persona que piensa en positivo tiene muchas más posibilidades de atraer lo positivo. Las circunstancias favorables van a hacer que usted reciba energías abundantes, pero será sabia e inteligente si activa adecuadamente el circuito dar-recibir, pues por ley natural es imposible recibir sin dar.

Su visión de amplios horizontes le hace caminar con conocimiento de causa y con seguridad personal. Ya sabemos que hay muchos mundos dentro de este mundo, o muchas esferas dentro de nuestro universo visible, con lo cual Júpiter lo que permite es dar el salto de una esfera a la otra, de un círculo menor a uno mayor, y así sucesivamente.

Y entonces, ¿qué es la suerte?. La suerte no existe, pues ésta es sencillamente los frutos que se recogen de un trabajo realizado en tiempos pasados, bien en la vida actual o bien en alguna de las encarnaciones anteriores. Por tanto, la única suerte de que disponemos es la acumulación del esfuerzo que hemos realizado previamente.

ANGULO KARMICO:
Una relación armónica Júpiter/Júpiter por tránsito desde la perspectiva de estudio kármico significa la recepción de beneficios y dones logrados en vidas anteriores, especialmente como resultado del trabajo filosófico, la impartición correcta de justicia y las labores como buena consejera individual y social.


 Es decir, este aspecto astrológico por tránsito le hará recoger los frutos de su labor como persona de bien, filántropa, mecenas y protectora de la cultura y de las artes, lo cual desarrolló en épocas pretéritas de su evolución personal. En aquellos tiempos pasados se ganó una gran respetabilidad social y no dudó en destinar parte de sus recursos, los cuales eran abundantes, para beneficiar a la sociedad y a muchas personas individualmente.

Por tanto, para aprovechar al máximo la radiación de este aspecto astrológico, es preciso que no piense en ningún momento que los dones materiales y espirituales que pueda recibir son producto de la casualidad o de simples circunstancias favorables; más bien, por el contrario, lo ideal es comprender que la mente expansiva, idealista y con buen juicio es la llave que abre las oportunidades de riqueza, tanto externa como externa.

Grupovenus















Y me lavé el rostro para que de tus
 besos no quedase ningún rastro.



"No dejaremos de explorar y al final de nuestra búsqueda llegaremos a donde empezamos y conoceremos por primera vez el lugar.&q...