miércoles, 15 de abril de 2009

Irónico

Es irónico que las cosas que deberían ser más simples, solo por el hecho de ser, son las más complicadas también. Hablo de la felicidad, el amor y la verdad.. Todos hemos sido felices por momentos, aún así hayan sido segundos, y nos convencemos de que cada día es mas difícil llegar a ella de nuevo, siendo que es uno mismo quién la va eludiendo con razonamientos mediocres y también superfluos. Pues poca gente vive para ser feliz, muchos viven para cumplir los requisitos de una sociedad supuestamente más civilizada, más desdichada........ El amor, muchos dicen que no existe, otros tantos que es solo una emoción desencadena por un órgano situado en una parte del cerebro humano, para mí, la única razón de la existencia de la raza humana, y si estoy equivocada, qué me diga alguien porqué despierta cada mañana, que lo motiva cuando parece que no queda más nada. Y la Verdad, la verdad es que a veces creo que hasta yo la desconozco.. Cuántas mentiras para lograr un propósito, cuántas verdades que ocultar para no salir herido, para sentirte mas fuerte y seguro, para darte cuenta que estás muy vacío. Se requiere valor para vivir en la verdad, para que escuchen tu voz gritándola y no te hundan, para no ser rechazado y hasta discriminado, eso demuestra aún más cuanto terror siente la gente ante la verdad. Prefiere ignorarla y decinden ser ignorantes, quitarse responsabilidades y vivir en conformidad de una vida más fácil, en todos los aspectos de la vida.
Y la ironía no se acaba........

domingo, 12 de abril de 2009

Hasta que te conocí

Y me sentí plena, me sentí feliz
Y me llenaste de promesas
y me decepcionaste al fin
De nuevo llegaste a mi
Tan perfecto, tan sutil
Me enredaste entre caricias,
tus manos
una necesidad se tornaron para mí
Pero seguías siendo el mismo
con diferente rostro, con otras armas
Pero antifaz llevabas al fin
Y me sentí plena, me sentí feliz
Hasta que te conocí

Una vez más

Naces esperanza
del vacío de un suspiro
Naces esperanza
del oscuro corazón mío
Naces esperanza
del olvido de un recuerdo
no querido.

sábado, 4 de abril de 2009

La tristeza ya no me pertenece

Me ha dicho: que si tan solo pudiera verme cuando llegué, a ahora, vibro completamente distinto, no sé, la tristeza ya no me pertenece, me observo, la observo siempre que está a punto de desbocarse y la atiendo, me ocupo de ella, porque si no se pone y me pone más triste, me siento como en un despertar. No estoy enteramente despierta, sino que apenas voy abriendo los ojos y retornando un poco a lo que fuí, a lo mejor me callé muchas cosas, incluso para ti. Estaba completamente ensombrecida, no había día que no deseara morir, no había día que no envidiara a los demás por no ser yo (aunque eso suena terriblemente soberbio, como si yo fuera tan importante como para concebir en mi todo lo negro y lo sucio). Esa manía mía por oscurecer siempre mi camino, y yo me identifiqué con toda esa mierda. Pero hoy ya no, hoy la tristeza ya no me pertenece.

Gloria Soto Angeles

ESOTERISMO