domingo, 11 de febrero de 2018

FRIJOLITOS

Aún recuerdo en medio de la habitación,
al fondo una luz tenue.
Para nunca de vista perderte.
Fuiste el cambio más radical, el más carnal, el más espiritual..  
y me llenaste.
Envueltos ahí los tres,
en ese trocito de espacio que nos brindaba abrigo y confort.
Y tú, siempre tú y tú.
Como un milagro, revolucionando mi cuerpo,
mi hogar, cosmos andando, o el caos reinando.
Un caos con todo el sentido e instinto que este puede poseer.
Pues cuando te alumbré me iluminaste tú a mi.
Una mentira que seamos su muestra, ustedes, son nuestra enseñanza más grande.
El reto más difícil, incomprensible a veces en el camino,
pero el más hermoso también.
Y ahí, en medio de la penumbra, tus ojitos, mi vida.
Tus ojitos mirando, buscando, oliendo y mascando.
Negritos, mis frijolitos que me llenaban y me hinchan aún el corazón de recordarlo.
Esos frijolitos que al darte de mi fuente el nutriente hacían más fácil la fatiga,
el cansancio, el pasar de los días;
De una madre que no sabía.
De una madre que de impotencia moría en el afán de ser lo que la vulnerabilidad de ese estado brinda.
Y así, MI VIDA: Te he amado desde el primer instante que te conocí.

Fijolitos negros, la mirada más bella, la más ingenua, inocente, la más estremecedora, profunda y dulce que yo pueda experimentar.



A ti mi niño, por siempre mi Betito.

sábado, 19 de agosto de 2017



 "El destino del ser humano es la fusión y la pérdida de la separatividad que tanto lo aparta de la fuente." 


Venus en Cáncer, GRUPOVENUS

5:21 am, sábado de madrugada.

Es otra noche de insomnio, donde todos los pensamientos recorren mi mente. Inquieta esta, irresponsable a veces, encontrándose a sí misma incongruente. Si bien es ya un hábito, en mis embarazos; la verdad es que lo que me apetece ahora más es lograr conciliar el sueño, ese que permite reposar el cuerpo. Muchas saben, embarazadas y no, lo valioso de este gran acto, lleno de magia y tan simple, que es una necesidad.
Así es como inicio este escrito, por el mero cansancio de dar volteretas en la cama, sin conseguir pestañear nada. Fluyendo constantes ideas, unas buenas otras malas, recorriendo pensamientos, unos sensatos otros menos. Pero de alguna manera sintiendo una necesidad tremenda por expresar lo que este pecho por algunos meses se ha quedado muy hondo intacto.
Sabemos en este 2017 la gran crisis que como humanidad vivimos, sabemos que hay tanta pesadumbre, violencia y muerte; no solo en nuestro entorno inmediato, sino que al otro extremo del mundo. Y de sobra experimentamos lo arrebatados que hemos sido de nuestra libertad, de nuestro derecho a la vida, de las limitaciones que nos oprimen día a día. No es que todo sea negativo. Pareciera a veces pesimismo, puesto que en esta sociedad el entretenimiento, el consumismo está a la disposición de todo individuo. Tan fácil distraerse, de lo esencial. Y sin embargo, refiérome nuevamente a las limitaciones que llevamos experimentando casi de manera automática, una de ellas, la idea de nación. Aquella mentira barata, para exaltarnos y hacernos sentir orgullos por compartir un pasado, ciertas tradiciones, ideales de antaño en común. Compartir todo lo dicho no es malo, más aún lo contrario; pero la otra cara de la moneda es, vendernos una nación como producto de un ideal del pueblo; cuando ha sido la necesidad de despojarnos de las cadenas, lo que inconsciente y muy necesariamente conforman hoy por hoy la mayoría de las naciones, frutos del anhelo del pueblo por su libertad. Si bien esta siempre lejos del alcance de uno. Pues el poder a "ellos" les interesa más. Así Nación no es más que un verso bonito tapando una gran atrocidad. ¿Por qué este mundo se ha delimitado en fronteras a través de la historia? ¿Por qué como pueblos no elegimos nuestro andar? ¿Quién nos puso tras las rejas de la madre patria?
Quién.
Me parece absurdo que para recorrer un trozo de tierra sea tan necesario tanto papeleo y dinero si es mi derecho.
Me parece absurdo que cruzando una línea, otra persona tenga la obligación y esté convencida de someterme y hasta quitarme la vida, sin remordimiento alguno y con la cara en alto por haber hecho justicia.
Me parece insensato que en (mi) propio país para ir a otra ciudad tenga que darle a las autoridades obligadamente una buena cantidad de plata para que estas me dejen pasar.
Y más aún, me entristece que como individuos y sociedad esto nos parezca tan normal.
Si, normal. Pues nos han impuesto normas, y así normalizados todos, juzgamos a quién levanta la mano para cuestionar y denunciar.
Es avasallador lo que esta, nuestra especie padece a hoy día. Me quedo corta con mencionar solo lo anterior.
Si bien la guerra, sucediendo a unos miles de kilómetros, no solo ignoramos las causas, sino que prevalece la indiferencia. Entiendo también la contaminación de tanta noticia mala, muchas creadas. Mientras que las verdaderamente relevantes tapadas. Y así, sin más en este plano dimensional, que nos ofrece vida, nos ofrece alimento, cobijo y belleza; somos sometidos por unos cuantos que se alimentan de nuestra luz. Una luz que parece desvanecer día tras día. Pues ya encontramos un dios a quien adorar, llámese este dinero, capitalismo, nihilismo, hedonismo, consumismo......   es curioso, mucho tiempo antes, inventaron ciertas religiones para así arrearnos a los rebaños ya bien dispuestos a su favor. Hoy por hoy, se inventan ideologías, bien impregnadas en la mente colectiva para apaciguarnos, segregarnos, atacarnos y no despertar.
.............................................
Me sigo quejando.
¿Es lo correcto?
¿Qué hago para encontrar un remedio?
Quizás solo seguir escribiendo sea bueno.
Pero, se necesita más que eso. Me quejo y al mismo tiempo, me sobrecoge la impotencia, pues soy una más describiendo escenas del presente tiempo y la acción se esfuma ya...
Vacío, incertidumbre, decepción, miedo, culpabilidad.
De nuestra ignorancia, de nuestra responsabilidad en la cotidianeidad y; aunque parezca justificarme, "ellos", lo tenían así previsto, usan cadenas invisibles y culpas arraigadas para separarnos y desidentificarnos.
Si, sé lo que has de pensar: otra conspiranoica más. Quizás hubo algo de eso. Ignorar las cadenas no me hace libre. Pero también reconozco que esta consciencia puede ser limitadora, aún en un buen actuar.
Lo digo, haciendo referencia a temas más complejos, como la metafísica; muchos conocemos ciertos conceptos, compartimos ciertas experiencias y sabemos; hay algo más. Esa fuerza motora, que crea desde planos más sutiles y nos da la pauta para conseguir nuestra libertad. Un camino oscuro al principio, más esclarecedor cuando se empieza uno a familiarizar. Pero tan vasto y rico que todos a ello estamos destinados: la divinidad.
Sé, esa es la solución, qué ruta elijas, esa será tu aventura.
Miles de caminos hay y aún en pos de esa meta, nos averiamos pues el Ego mal canalizado nos puede hacer tambalear.
Aún así, siempre valdrá la pena intentarlo, en esta y la siguiente vida.
Recordar quienes somos, no desprendernos y jalar a quien se empieza a ignorar.
Somos seres amorosos por naturaleza, aunque muchos hayan sido convencidos de ser pecadores de origen, tienes que saber que no es así, que la fe ciega es tanto para la religión como para la ciencia.
Que el sentido común, el intelecto bien dotado y un corazón fuerte son suficientes, y el suficiente hay en todos. Sólo vasta ser conscientes.
Me convenzo con mis propias palabras..
Espero ser tan resuelta como escribo y actuar en base a lo que cito.
Tiempo llevará, pero estar en el camino, voluntad y nada más.







sábado, 1 de julio de 2017


"No dejaremos de explorar
y al final de nuestra búsqueda
llegaremos a donde empezamos
y conoceremos por primera vez el lugar."


T.S. Eliot

jueves, 29 de junio de 2017

Mi sueño es casarme

Mi sueño es casarme, y dar una gran fiesta.
Celebrar la unión, la conjunción y la creación de una familia más grande.
Hace tiempo que soy consciente, que mi meta más grande era encontrar, reconocer el AMOR.
Muchas historias, anhelos, decepciones y siempre estaba ahí, ELLO: ¿cuándo llegará?
Una búsqueda tan singular e implacable para cada uno de los que andamos en el rumbo de la Verdad.
............................................................
Hoy me siento aquí delante de este escrito tratando de expresar de una manera tan breve algo tan Vasto y sencillo, que por mucho tiempo me llenó de ensueños, deseos, pero cargado también de dolor.
Parece de repente un sueño el pasado y verme de este otro lado compartiendo lo experimentado; es como un cambio de página tan radical. Distante y cercano a la vez.
Estoy unida al hombre que amo, tengo un hijo de él, quién es mi más absoluta adoración.
El amor.
Que siempre está y lo andamos buscando sin saber nada de él.
Amor, lo que nos da vida, nos mueve, de aquello que siempre nuestros padres nos han alimentado y en ocasiones es tan difícil reconocer.
Amor, con este mi hombre, con quién conocí y comparto dimensiones del amor, que no serían de otra manera si no es con él.
Del que lastima, que provoca espinas, aquel que su madre se hace llamar Pena y mucha gente suele experimentar.
Amor sin límites, responsable, incondicional; amor que NUTRE, y que pocos sabemos alcanzar.
Ahí estás delante de mí, aquí, conmigo, contigo,
Betito, mi Betito.
Y sí,  tantas ganas de casarme, no de firmar un papel, de unificar.
Mi felicidad, de compartir y olvidarnos de deberes y por un día, dar un festín, lleno de Sustancia y Formas que me eleven y nos eleven el Espíritu y del mismo modo permitirnos simplemente de la manera más hedonista ser.
Brindarnos, danzar, danzar..
La sonoridad el clímax y entre tanta de mi gente, mi familia, mis amigos, entre ellos unos tan diferentes pero convivir de verdad.
Eso quiero, dar una fiesta, celebrar en nombre de mi familia, casarme.
Darnos en comunión y ser tan viles a la vez que no haya  máscaras solamente lo que sé Es.

martes, 27 de junio de 2017

TEJER


"De algún modo, el tejedor olvida al individuo (que no es) y entonces se encuentra en un ritmo placentero que trasciende a la persona.
Los beneficios son la relajación, contemplación y simplicidad. Uno encuentra que las cosas muy pequeñas son grandes potenciales de satisfacción."


LUNA EN CASA 8