viernes, 20 de mayo de 2011

TE PIDO POR FAVOR..

Hoy platiqué con  Arcángeles,
comulgué contigo y con mi ser.
Hoy sonreí a todo, y ello todo me sonrió.
Hoy te descubrí, te amé, me gustó.
Hoy me abrí aun más a la vida, a toda posibilidad, fluí..
Fui conciente de aquello que llaman felicidad.
Hoy,
a pesar de todas las ocupaciones que acapararon mi atención
ocupaciones que me maravillan y otras que simplemente son el quehacer del día a día;
me dispuse a disfrutar y ordenar una ilusión.
Experimenté de nuevo aquel sentimiento denominado miedo.
Lo vencí.
Hoy intento en todo momento reconciliarme conmigo mismo,
aceptar las culpas y los remordimientos para dejarlos ir
..para brindarme en calidad de espíritu a ti.
Hoy, en un sueño más lo entendí.
Las señales se hacen cada vez más visibles, casi palpables.
La Verdad ahí.
Hoy recuerdo las enseñanzas remotas de vidas pasadas,
frutos de una Consciencia,
que al no ser sometida al espacio-tiempo que esta dimensión nos intenta limitar a creer
persiste en hacerme Recordar.. Despertar.
Hoy la armonía prevalece y el apetito de un mañana
es más potente que el de un ayer.
Hoy es siempre..
una posiblidad,
una voluntad intuitiva más que instintiva
que puede elevarte, que puede aplastarte
o que puede ignorarte..
Hoy escribo para auto-reafirmarme
escribo para recibirte y desahogarme,
para compartir un estado de emoción y ser
común al tuyo y al de todos y Todo.
Escribo para que el pensamiento encuentre un intervalo de tiempo y espacio
que aspira al arte.
Hoy la finitud de mi cuerpo me hace más consciente de la infinitud del alma, del universo,
del Cosmos dentro de mí
y de la luz que pondera y eleva todo hasta la cima de la divinidad.
Hoy te hablo para no olvidarme.. para perdonarme,
para no abandonarme.
Pero si un día cometo este acto de olvido y mi Ser no logra sentir todo esto vivido,
te pido por favor... que tú me hables.

domingo, 8 de mayo de 2011

..escuché de un tesoro.

Deslizándome por territorios sensoriales
me encontré con un tesoro,
que estuvo todo el tiempo allí,
delante de mí..
Una atmósfera verde-agua
con unos trazos de tinta blanca
y otros también en gris
me recuerdan la importancia
de nunca por sentado dar nada..
Me negué de muchas maneras
me encerré para no salir dañada
y el daño me lo causé yo a mí.
Fué ese mismo tesoro quién se reveló ante mí
como prueba de la mentira que estaba yo viviendo
que estaba yo sufriendo.
A la vuelta no veo nada
solo una calle sin transitar
y la primera persona que halle,
por siempre ahí quedará..
siempre en mi recuerdo, en mi memoria
en esa calle que define el contexto,
que define tal vez al sujeto..
Deslizándome por territorios sensoriales
me re-encontré conmigo misma
escuché de un tesoro y no dudé en ir tras él.
Sentir... un verbo muchas veces condenado
sentir... una palabra denigrada
sentir... una capacidad humana
sentir... aprendí de ti.

ESOTERISMO