jueves, 29 de junio de 2017

Mi sueño es casarme

Si, mi sueño es casarme, dar una gran fiesta.
Mi sueño es casarme y celebrar la unión, la conjunción y la creación de una familia más grande.
Hace tiempo que soy consciente, que mi meta más grande era encontrar, reconocer el AMOR.
Muchas historias, anhelos, decepciones y siempre estaba ahí, ELLO: ¿cuándo llegará?
Una búsqueda tan singular e implacable para cada uno de los que andamos en el rumbo de la Verdad.
............................................................
Hoy me siento aquí delante de este escrito tratando de expresar de una manera tan breve algo tan basto y sencillo,que por mucho tiempo me llenó de ensueños, deseos, pero cargado también de dolor.
Parece de repente un sueño el pasado y verme de este otro lado compartiendo lo experimentado; es como un cambio de página tan radical. Distante y cercano a la vez.
Estoy unida al hombre que amo, tengo un hijo de él, quién es mi más absoluta adoración.
El amor.
El amor que siempre está y lo andamos buscando sin saber nada de él.
Amor, lo que nos da vida, nos mueve, de aquello que siempre nuestros padres nos han alimentado y en ocasiones es tan difícil reconocer.
Amor, con este mi hombre, con quién conocí y comparto dimensiones del amor, que no serían de otra manera si no es con él.
Amor, del que lastima, que provoca espinas, aquel que su madre se hace llamar Pena y mucha gente suele experimentar.
Amor sin límites, amor responsable, incondicional; amor que NUTRE, y que pocos sabemos alcanzar.
Ahí estás delante de mí, aquí, conmigo, contigo,
Betito, Betito, mi Betito.
Y sí, sigo teniendo tantas ganas de casarme, no de firmar un papel, sino de celebrar.
Mi felicidad, de compartir y olvidarnos de deberes y por un día, dar esa gran fiesta, una fiesta informal, llena de Sustancia y formas que me eleven y nos eleven el Espíritu y del mismo modo permitirnos simplemente de la manera más hedonista ser.
Dar y dar, ver sonrisas y danzar.
La sonoridad el clímax y entre tanta de mi gente, mi familia, mis amigos, entre ellos unos tan diferentes pero convivir de verdad.
Eso quiero, dar una gran fiesta, celebrar en nombre de mi familia, casarme.
Darnos en comunión y ser tan viles a la vez que no haya  máscaras solamente lo que sé Es.

martes, 27 de junio de 2017

TEJER


"De algún modo, el tejedor olvida al individuo (que no es) y entonces se encuentra en un ritmo placentero que trasciende a la persona.
Los beneficios son la relajación, contemplación y simplicidad. Uno encuentra que las cosas muy pequeñas son grandes potenciales de satisfacción."


"No dejaremos de explorar y al final de nuestra búsqueda llegaremos a donde empezamos y conoceremos por primera vez el lugar.&q...