lunes, 15 de agosto de 2016

Reflejos



Viendo mi reflejo observo,
muy adentro y me sobrecoge el miedo.
Será que aquel anhelo, ellos, nunca han sido y hoy se frustran delante del cristal.
Sollozando el corazón, triste por las mil culpas, por todos los sueños
y porque solo eso fueron.
Muchas veces tan convencidas de nuestra dicha que de repente, como un castigo, por tanto gozo, tuviese esa alegría que cesar.
Arrancándote la vida  porque en este mundo no se permite la felicidad.
Tan predispuestos estamos que no sé si acaso es uno mismo, ya sea sabotaje o simple mecanicidad..
Los sonoros mares surcan mi mente y así tambaleo como barco en altamar.
¿Quién soy yo para diseñar el cielo, si en esta casa no se permite llorar?
¿Quiénes somos para liberarnos cuando todo este tiempo hemos castigado la verdad?
.................
Quizás algún día me alcance el alma, te reconozca y así todo esto citado no sea más que un ego arrollado, pues no conocía la vacuidad.
Quizás algún día nos vea brillando sobre tierra firme y con la templanza de quien asume la justicia con osadía y sin juzgar.
Tal vez ese día sea para todos siempre y simplemente somos ciegos crónicos buscando una excusa más.

ESOTERISMO